Solo sus ovejas oyen su voz y el las conoce y le siguen.

Mas vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dió, mayor que todos es y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Juan 10:26-29

sábado, 3 de mayo de 2014

Rusia amenaza con cortes de gas a Ucrania y a la Unión Europea

Rusia amenaza con cortes de gas a Ucrania y a la Unión Europea

Rusia amenaza con cortar el grifo del gas a Ucrania en junio si el país no ha cumplido sus compromisos de pago a finales de este mes. El ministro ruso de Energía, Alexander Novak, ha lanzado hoy viernes un ultimátum a Kiev que impacta, además, en el tejado de la Unión Europea. Novak ha asegurado que la energía que Ucrania sea capaz de almacenar hasta el verano puede no ser suficiente para garantizar el suministro a la UE. Moscú confirma así su intención de convertir la energía en un instrumento de confrontación con Kiev y también con Bruselas a medida que la situación se agrava en el Este de Ucrania.
El ministro ruso ha deslizado estas advertencias al término de una reunión con su homólogo ucranio, Yuri Prodan, y el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, en Varsovia. “Si el prepago de junio no se ha pagado antes del 31 de mayo, Gazprom [el gigante energético ruso] tendrá derecho de reducir sus entregas de gas a Ucrania”, ha asegurado ante la prensa el titular de Energía. Sin torcer el gesto, Novak ha advertido además de que el bombeo para llenar las reservas ucranias “hoy no está garantizado en absoluto” y que “es posible ver una interrupción” en ese flujo. “Es una situación de fuerte preocupación”, señaló Novak como mensaje a “los colegas de la Unión Europea”.
Ucrania adeuda a Gazprom 3.500 millones de dólares (2.500 millones de euros), según el ministro ruso, que se permite recomendar a las autoridades del país que empleen la primera parte del préstamo que han recibido del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a las facturas. Aunque el dinero que recoge Kiev del exterior para aliviar sus dificultades está concebido para inversiones y reformas, el propio comisario Oettinger ha dado a entender en varias ocasiones que la UE ayudará al Gobierno a saldar las deudas energéticas.
Las de Novak son las primeras amenazas verbales que se dirigen a la Unión Europea —aunque sea como víctima colateral de la situación ucrania— desde que estalló el conflicto en el país vecino. Las declaraciones del ministro dan continuidad a una alerta similar que ya vertió el presidente ruso, Vladímir Putin, en una carta remitida el mes pasado a 13 Estados comunitarios. Entonces, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, contestó en nombre de la UE con otra misiva de tono muy conciliador y que no ha servido para frenar las amenazas de Moscú.

El dirigente ruso también expresó sus dudas sobre el mayor compromiso que ha adquirido la Unión Europea para apoyar a Kiev en su suministro energético: la reventa de una parte del gas que los países comunitarios reciban de Rusia para evitar que Ucrania dependa directamente de Putin. “No estamos seguros de que sea legal”, ha expresado el ministro.
Antes de oír las palabras de Novak, el comisario europeo de Energía, que compareció en primer lugar, admitió que el único compromiso que había obtenido de Rusia hasta el momento había sido el de mantener el suministro de gas este mes. Oettinger aseguró que aún tienen que celebrar dos reuniones tripartitas entre mayo y junio y que espera llegar a un acuerdo más sólido en esos próximos encuentros.
En una comparecencia anterior, también en Varsovia, el comisario europeo había abogado por crear un mercado único de la energía que permita a los países comunitarios comprar a Rusia a un precio único (y, por tanto, más barato que el que obtienen ahora por separado la mayoría de sus clientes europeos). “El juego de divide y vencerás u otro juego de este tipo que proponga Moscú no puede ser, y no será, aceptado por los Estados miembros”, subrayó Oettinger en presencia del primer ministro polaco, Donald Tusk, uno de los que más recelos manifiestan ante las maniobras rusas en la crisis ucrania.
Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sus comentarios son bienvenidos, pero mantener moderación, este es un sitio Cristiano. Gracias