Solo sus ovejas oyen su voz y el las conoce y le siguen.

Mas vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dió, mayor que todos es y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Juan 10:26-29

sábado, 23 de julio de 2011

REVELACION DE EL MORRO,SAN JUAN DE PUERTO RICO


Revelación del 30 de agosto 2010, 4:00am

En oración le pedia al Señor por nuestra isla. Le preguntaba muchas cosas y alrededor de las cuatro de la madrugada El me mostró El Morro. Veia el cielo extremadamente nublado y como las olas y marejada golpeaba con furia todos los lados del Morro. En la revelación el Señor me mostró lo que ocurria debajo del mar. me sentia bastante atemorrizada pues estaba debajo del agua, Veia los cimientos de las garitas del Morro (ver la segunda foto, estas son las garitas, el lugar desde donde los españoles vigilaban) y como el mar, como una pala, socavaba con furia la estructura realizada por los españoles en el siglo XVI. Sabia que el Señor queria dejar claro y establecer en las mentes del hombre que el ES DIOS!

Luego de esta revelación continué en oración y meditación durante las horas tempranas de la mañana y en visión vi lo siguiente: Me encontraba junto a un gran grupo de personas en algo parecido a un auditorio. Estábamos en adoración y comunicación con el Señor cuando de repente una sierva de Dios se pone en pie luego de estar orando en una esquina y comienza a ungir al pueblo que estaba en aquel lugar. Ella decia: "el Señor está sellando los suyos, no teman, dice el Señor". Veia como muchos caian en descanso. Cuando me ungió, pasó por mi boca sus manos y también caí en descanso profundo. Allí sentia una paz inmensa. Cuando me incorporé, se nos dieron instrucciones de irnos a nuestros hogares con nuestras familias y permanecer en oración, vigilia y ruego. Al salir del lugar escuché una voz que me dijo: "veras y veras, pero no se turbe tu corazón, no tengas miedo... mira... mira! Esos son los tercos, los que nunca creyeron". Miré y Dios mio, santo Dios!! Veia muchos apartamentos en lo que me pareció ser San Juan. Veia las personas desesperadas y en agonia como se lanzaban por los balcones. Eran como diez o doce a la misma vez. Veia un personal de ayuda tratándo de dialogar con muchos otros, pero era inútil. La voz me dijo: "sigue y no te detengas".

Amado, preparémonos para lidiar con todo tipo de situación. Estas situaciones climatológicas son sólo el preámbulo de lo que pronto, muy pronto veremos y tendremos que socorrer a muchos, solo a los que el Señor nos permita. Lamentablemente muchos se perderán porque el Señor nos dirá que nadie saldrá porque ellos ya tuvieron su oportunidad y no escucharon su Palabra. Entonces será el llorar y crujir de dientes.

Esta situación de juicios no solo es para Puerto Rico, será mundial. Dios busca que nos humillemos ante El, rectitud, compromiso, lealtad. El ser humano y la iglesia que Jesucristo compró a precio de sangre se han apartado de SU verdad y serán llamados a cuentas.

Apercibidos y preparados! Dios guardará a su pueblo. Si aún no tienes a Cristo Jesús como dueño y único salvador de tu vida, acéptalo HOY. Pídele que entre en tu corazón y pídele perdón por tus pecados. Anhela servirle con todo lo que eres y con todo lo que tienes.

El que tenga oido, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Apocalípsis 3:22

Revelado a Leillian Rivera, sierva del Altísimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sus comentarios son bienvenidos, pero mantener moderación, este es un sitio Cristiano. Gracias